Shaolin Kungfu - Taichichuan

Artes Marciales Chinas Tradicionales

BLOG

BLOG

EL KUNGFU TRADICIONAL EN PELIGRO DE EXTINCION

Posted on January 10, 2020 at 11:30 AM


Por Daniel Pérez

 

Sé que éste es un tema controvertido, pero quizá mi experiencia puede ahorrar frustraciones a muchas personas, sólo que ayude a una, para mí ya es suficiente para escribirlo.

 

El Kungfu tradicional es una especie en peligro de extinción. En unas décadas, a no ser que un 10% de profesores y practicantes lo eviten, se habrá consumado el suicidio.

 

Es dífícil de entender para los no iniciados, al fin y al cabo, hoy existen más practicantes e instructores en todo el mundo que en ningún momento antes en la historia. El problema es que más de la mitad practican Wushu moderno, no tradicional. Algunos de éstos practicantes dirigen grandes organizaciones e incluso consideran que el Kungfu tradicional no sirve para nada, que es un arte obsoleto.

Voy a explicar de forma breve qué significa “wushu”, “tradicional” y “moderno”.

“Wushu” en chino, significa literalmente “arte marcial” o lo que se conoce popularmente por Kungfu.

“Wushu tradicional” es todo el gran abanico de estilos de Kungfu, estilos del Sur, Norte, Internos, Externos, etc,...Cuando hablo de que el Kungfu agoniza, me refiero a todos los innumerables estilos. Por tradicional, quiero decir, estilos en los que sus practicantes usan sus posiciones y técnicas en combate, y cuya práctica forja el carácter moral de sus practicantes.

“Wushu moderno” es el deporte que ha creado y promovido el gobierno chino y que se usa para exhibiciones de formas en las que la estética, la capacidad atlética y las posturas exageradas son su fin. Y que en combate no usa movimientos tradicionales. Tampoco en su entrenamiento básico es importante ni la “fuerza interna” (en la que no creen), ni la cultura marcial tradicional ni mucho menos, el cultivo espiritual. Lo que promueven es ejercicio físico occidental y acrobacias.

 

La primera razón, es la que acabo de exponer, la mitad del problema es que el Wushu moderno no es auténtico Kungfu tradicional.

 

Hay una segunda razón. De la otra mitad de practicantes y maestros que dicen practicar Wushu tradicional, el nivel es tan bajo, que sólo un de un 10% a 20% pueden considerarse practicantes de Kungfu decentes,

Por muchas razones, durante los últimos 100 años, el nivel ha ido decayendo.

Hoy día, los Sifus (maestros) no encuentran estudiantes dedicados y con perseverancia dispuestos a practicar y  a aprender. Y los pocos estudiantes que estarían dispuestos pasar por las exigencias de aprender genuino Kungfu, no encuentran Sifus de nivel.

 

La mayoría de practicantes actuales se han vuelto “coleccionistas” de formas. Aprenden decenas de formas o series, a veces, de distintos estilos de kungfu. La práctica de formas es muy importante, es la codificación y recopilación de técnicas del estilo, además sirve para entrenar cuerpo, energía y mente....pero, es sólo una parte del entrenamiento tradicional, faltan las otras dos: Fundamentos y Aplicación.

Los Fundamentos son esos ejercicios básicos, a veces, sobre todo al principio, un poco tediosos, repetitivos y exigentes. La Aplicación marcial es el método sistemático para poder aprender progresivamente a usar los sofisticados movimientos y posturas del Kungfu tradicional.

Los maestros antiguos dedicaban casi todo el tiempo de práctica diaria a esos dos aspectos. Sin ellos, las formas son sólo coreografías vacías de contenido.

 

Habrá muchos que no estén de acuerdo, no pretendo convencerles no argumentar nada. Mi política es no meterme en lo que piensen o hagan los demás, pero tampoco aceptar imposiciones de nadie.

Algunos de los mejores maestros de Kungfu ya han hablado claro del tema, por ejemplo, Wong Kiew Kit o Adam Hsu.

 

 

En otras palabras, para preservar el Kungfu hay que hacer dos cosas:

 

1. Practicar y practicar (no aprender más y más, coleccionando más y más técnicas). El maestro se hace cuando se domina el arte por pura repetición, no acumulando más y más...

2. Practicando correctamente, forma, aplicación y fundamentos van juntos. Tienes que saber usar la forma con las habilidades necesarias (solidez, agilidad, fuerza, control, decisión, ritmo, distancia, etc...)

 

El Kungfu tradicional, como cualquier arte marcial serio, es un “camino de vida” como me escribió el maestro Ferran Tarragó como dedicatoria en su libro. No es una actividad deportiva o física cualquiera, lo ideal es que contribuya a mejorar tus habilidades de combate, pero también tu vida diaria y te haga mejor persona.

Categories: None